VOLAR
ES HUMANO,
ATERRIZAR
ES DIVINO


“Si copiáramos muchas de las cosas que hacemos en aviación, este sería un lugar más amable, más bello para convivir, más seguro, infinitamente más seguro y más respetuoso de los derechos ajenos.”

Volar es Humano, Aterrizar es Divino es una exitosa obra teatral que en 2017 completa su cuarta temporada a sala llena en el prestigioso Teatro Maipo de Buenos Aires. Después del cuarto año consecutivo en Argentina, aterriza por vez primera en los teatros españoles. El director y actor Enrique Piñeyro se basa en sus experiencias como comandante de línea aérea para crear este hilarante espectáculo donde tranquilizará a los que temen volar e inquietará al resto..

Observadas a través de una mirada aeronáutica y un ácido sentido del humor, el protagonista muestra situaciones tragicómicas de la vida cotidiana. Con una imponente puesta en escena, que incluye una cabina de avión a escala real y un gran despliegue audiovisual, la obra recrea un vuelo de Avianca durante su aterrizaje en Nueva York. A partir de aquí, y gracias a su trayectoria como piloto, su formación de médico y sus observaciones sobre el error humano, descubre los fallos habituales en la comunicación diaria y los contrapone a la comunicación aeronáutica. Para ello, toma ejemplos de la publicidad, la política, la educación, la justicia y la salud.

La puesta en escena logra una fusión perfecta entre el cine, el teatro y el monólogo de humor. El autor sorprende con su ironía y convierte este original espectáculo en un nuevo género que alterna sin pausa entre la risa y la reflexión.

MOTIVACIÓN


Además del claro motivo de divertir, la obra de teatro tiene como fin concientizar sobre la seguridad aeronáutica ¿Cómo sería el mundo si en tierra hiciéramos las cosas como en el aire?

IMPACTO


Durante más 4 años consecutivos de éxito en el Teatro Maipo, logró llegar a más de 15.000 espectadores.